No saber

Y ahora no sé. Y no saber es lo peor de mi ser. Yo no soy de tintes medios. Yo estoy hecha de muchos colores, pero colores fijos. Medias tintas ni nada, no me hice así. Me conformé con el azul oscuro, casi negro. Pero ya ves, soy más de claros. Qué quieres, ya sabes, me advertiste. Claro, pero no fue justo. Porque yo no te avisé. Soy un libro abierto, pensé que no hacía falta, pero mira, las palabras parece que no se las lleva el viento.