4 libros que leí en 2016

 

 

 

 

En esta sección aprenderéis una de las lecciones más importantes de vuestras vidas: hay que leer. De todo. De todos. De cualquier cosa. Os prometemos que llegaréis a experimentar el propio Nirvana a la hora de voltear la última página de vuestra elección. No exageramos. Aligerad con lectura.

Para empezar, este mes os presentamos varias opciones:

Las recomendaciones del mes

Dime quién soy

Isabel Navarro

La mejor novela histórica que ha pasado por mis manos. Un periodista recibe el encargo de investigar la vida de su bisabuela, Amelia Garayoa, una mujer de la que solo sabe que abandonó a su familia nada más comenzar la Guerra Civil Española. Hasta ahí la sinopsis oficial.

Lo más fascinante de la historia es la forma que tiene una abuelita de engañar al periodista casi novato y sin muchas esperanzas de prosperar en sus cavilaciones. Lo segundo más fascinante es Amelia y el hilo conductor de sus infinitas historias. Y el final. Oh, el final.Cuesta dormir ocho horas una vez comienzas a leer. Aviso: mejor tener un kleenex cerca.

No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas

Laura Norton

Oda a  la mente detrás del título. Hay que tener un par para titular de esa manera. Un record de ventas, posiblemente porque, entre todos los libros de una mesa, es el que más atención consigue atraer.

Sara es simpatiquísima. La amiga loca que todos tenemos o la que ha nacido estrellada, las dos valen. No hay desgracia que no le pase. Pero, eso de “si tiene que ser, será” queda vigente en la vida de Sara. De este libro se aprende a ver el vaso medio lleno, porque si lo ves vacío no va a haber manera humana de sacarte del bucle. Y que, oye, siempre hay gente con peor situación que la nuestra

Además, su adaptación a la gran pantalla ya está en marcha. Verónica Echegui será Sara (no dejo de dar palmas) y estará acompañada de Álex García, David Verdaguer y Alba Galocha. ¿Quién será Arón y quién Roberto? Aún queda para averiguarlo.

La chica del tren 

Paula Hawkins

Paulita tiene que estar de celebración: seguro que no se esperaría semejante acogida. Pero la verdad es que su arte lo vale. La escritora británica ha conseguido extraer de una situación cotidiana el trasfondo de cada punto que lo conforma. Y es verdaderamente fascinante observar como espectador la capacidad de destruir, en términos generales, del ser humano. Me tuvo en vilo las dos primeras semanas del mes.

TateTylor (“Criadas y señoras”) ha sido la elegida de dirigir el largometraje, donde la grandísima y espectacular Emily Brunt encarnará a Rachel, el ejemplo perfecto de una mujer alcohólica y desesperada. Hay que ser fan de Emily, es imposible serlo tras ver su evolución desde su papel como perra malvada en “El Diablo viste de Prada” hasta la reina de hielo con sed de venganza en “El cazador y la reina de hielo”. En ALIgera quedamos expectantes de disfrutar de su papel en esta trama.

Emily Blunt en "La chica del tren"
Emily Blunt en “La chica del tren”

Esnobs

Julian Fellowes

Si fuisteis seguidores de la serie “Downtown Abbey”, esta es vuestra elección del mes. JulianFellowes, autor del libro y creador de la serie, retrata a la perfección el mundo de los aristócratas británicos y el de los actores. Supongo que le viene por su oficio de cronista de costumbres sociales. De igual forma, Edith Lavery, la protagonista, encandila muy pronto. Ya sea por su perfil de chica-que-lo-tiene-todo o de su avaricia clasista, es interesante cómo funciona esta parte de la sociedad, muy Upper East Side. Lo malo es que a lo largo de la historia el lector sueña con una vida llena de excesos y cuando llega al final, el batacazo de la cruda realidad es algo dolorosa. Aunque quién sabe, siempre puede haber un conde o una condesa a la vuelta de la esquina. Muy recomendable por la ironía continúa, la trama y el estilo narrativo.

Related posts