5 ideas para “copear” en Madrid

5 ideas para -copear- en Madrid

Aquellos tiempos en los que salíamos con el plan-ahorro en marcha han acabado. Ahora, nos gusta llamarnos “económicamente independientes” y por lo tanto, no aspiramos a menos de dos copas en los garitos más chic de la ciudad. 8, 10, 12 o incluso 15 euros, nos da igual con tal de que el ambiente valga la pena, la música sea bailable y estemos rodeados de los mejores amigos que uno puede tener.

Este post va dedicado especialmente a aquellos que ya estén planeando el fin de semana, y a los que nos tomamos las cosas con calma, sin preocupaciones (signo de la edad veinteañera) y con una copa de balón en mano. Si es con un chorretón de limón recién exprimido, mejor.

1.- The Geographic Club

La primera obvio que tiene que ser cerquita de casa. En mi caso, cuando me mudé a la calle Jorge Juan descubrí esta especie de club/bar/pub impresionante, ideal para montar la pre-fiesta con amigos o para ir en plan cita y calentar motores (primer hándicap: no sé qué tiene este sitio que todas las parejitas acostumbran a darse el lote a lo loco, ahí, delante de todos. ¿Serán los sofás o, quizá, la falta de luz?). Hace uno o dos años lo remodelaron y pusieron terraza y menú.

Siendo sinceros, no es lo que se dice un ambiente íntimo, relajado y silencioso. Vale, hay barullo, todo el mundo habla muy alto, pero siendo eso lo de menos y si realmente os apetece una copa a buen precio, con o sin alcohol (para l@s san@s como yo, super recomendable el cocktail Fidji), acercaros. Si lo nombro, es porque merece la pena.

2.- Macera

Adivinad por qué se llama Macera. Exacto. Ellos mismos maceran su propio alcohol. Su stand, detrás de la barra, está lleno de botellas personalizadas. La foto es fantástica, a parte de su carta de combinados, que deberíais probar todos y cada uno de llos. Doy fe que los Gin y los Ron son de 10.

Y no solo hablamos de un simple bar de copas: su carta de postres, tartas y sándwiches es espectacular para la hora de la merienda.

Calle San Mateo, 21

3.- Ramses. Life

Quién no conozca a estas alturas Ramses, es que sólo ha estado en Madrid de pasada. Pasarán los años y nunca pasará de moda. Ya conocemos el olfato elitista de los guiris y resulta que se ha convertido en el pub de acogida de todos ellos.

Es caro. Incluso, puede decirse que muy caro para ir todos los fines de semana. Pero, si no has tenido plan y de repente te dicen de hacer algo un domingo, yo me lo apuntaba porque no veas que marcha se monta en el sótano, con música R&B y la gente bailando como si no hubiera un mañana. En verano, la terraza es muy top. Durante todo el año, gente guapa y buen ambiente asegurado.

Plaza de la Independencia, 4

4.- La Contraseña

En la conocida calle Ponzano, concurrida casi siempre, todavía queda espacio para el misterio. La Contraseña, por ejemplo, es el sitio perfecto para copear, pero lo que mola de verdad es que su espacio más privado queda escondido a ojos de todos, tanto que solo preguntando al maître se  descubre la sala tan reservada para comidas y cenas.

Si no os apetece jugar, entrad y dirigiros hacia el fondo, pasando la puerta de la barra. Con un poco de suerte, la mesa del centro estará libre. Desde ahí, uno se lo pasa en grande viendo a la gente entrar, salir, subir y bajar. Precio medio de los cócteles: 8 euros. Nada mal.

Calle de Ponzano, 6

5.- La Lianta

Me dice mi amiga Laura, experta en el mundo de la cocteleria y la noche madrileña, que no me olvide de la Lianta. Yo no he estado aún, pero estoy obligada a hablar sobre este proyecto de 4 amigos porque si Laura dice algo, va a misa. Sí que he pasado de largo (seguro que todos los habituales en Ponzano lo hemos hecho) pero como nunca he llegado a entrar, me lo apunto para la próxima.

Calle de Ponzano, 10

 

¿Conocéis alguno de los que he mencionado? ¿Qué os ha parecido?

Related posts

Leave a Comment