Consejos para centrarse en LO ÚNICO que importa

Lo Único

Los lectores empedernidos, aunque tengamos nuestras propias preferencias, no hacemos ascos a ningún género de literatura, siempre y cuando creamos que de esa lectura extraeremos una enseñanza o algún tipo de metáfora de la vida. En mi caso, acabo de terminar “LO ÚNICO” de Gary Keller y Jay Papasan, un ensayo imprescindible en las estanterías o mesillas de noche de todo aquel que pretenda ser alguien en la vida, o que necesite un empujón para enfocarse en lo ÚNICO que realmente importa.

¿Llegaré alguna vez a alcanzar el éxito? ¿Qué pasos debo seguir para ser el siguiente Bill Gates? ¿Si hago horas extra, se verá mi valía y destacaré por encima del resto?

Son preguntas que muchos nos hacemos a diario y en consecuencia, nos establecemos objetivos a corto y a largo plazo para llegar a lo que creemos que es la respuesta correcta: no rechistes, no tengas prisa en dejar el bolígrafo cuando llegue la hora, dedica 10 horas a la labor profesional porque algún día se te compensará (tu vida social y tu familia seguirá estando ahí y, si en algún momento no lo entienden, bueno, es que no te quieren tanto), y así.

Y sin embargo, todo eso es falso. Nos equivocamos, y nos lo demuestra alguien que se refuta en varios estudios y, sobre todo, en su propia experiencia personal. ¿Hay algo mejor que aprender de aquel que lo vive en sus propias carnes?

Quédate solamente con esta pregunta:  ¿Qué es LO ÚNICO que debo hacer y gracias a lo cual todo lo demás me resulte más fácil o innecesario?“.

Lo ÚNICO

Sin destaparos mucho el contenido, una de las cosas que descubrió el autor es que “pensamos, planeamos y analizamos en exceso nuestras carreras profesionales, nuestros negocios y nuestras vidas: que tanta hora extra no es ni una virtud ni bueno para la salud y que normalmente triunfamos a pesar de lo que hacemos, no gracias a ello. Me di cuenta de que no sabemos gestionar bien el tiempo y de que la clave para triunfar no está en todas las cosas que hacemos, sino en el puñado de cosas que hacemos bien“.

Sobre todo, defiende la idea de no dispersarse. De ese tan famoso “mindfulness, de centrarse en una sola cosa, la más importante, y de no pasar a lo segundo más importante sin terminar la primera tarea. Solo así se alcanza el éxito. Sin agobios y sin presiones: Keller explica que la verdad que lleva a obtener resultados extraordinarios es hacer Lo ÚNICO.

Hay cuatro puntos que establece como primordiales para triunfar:

Piensa a lo grande

 De nada sirve pensar “¿qué hago ahora?” porque, según Keller, es el carril más lento hacia el éxito, o el más rápido hacia la salida. Si tu objetivo es diez, pregúntate: “¿Cómo puedo conseguir veinte?”. Hay que ponerse un listón mucho más grande de lo que pretendemos, de tal modo que nuestro plan nos garantice el objetivo inicial.

En el mundo de la comunicación, cuando organizamos un evento siempre nos establecemos como objetivo conseguir el doble de asistentes, ya que casi siempre terminan fallando el 50% de aquellos que han confirmado que asistirían. A eso se le llama previsión, y funciona en cualquier ámbito de la vida, aunque resulta muy útil en el laboral.

No pidas platos de la carta

Un ejemplo: la campaña publicitaria de “Think Different” de Apple, lanzada en el año 2008 y que mostraba a iconos como Mohamed Ali, Dylan, Einstein, Hitchcock, Picasso y Gandhi y otros que “vieron las cosas de manera distinta” y que lograron transformar en el mundo que conocemos.

Ellos no escogieron entre las opciones disponibles, sino que se aferraron a la idea de “think out of the box”. Tal y como nos recuerda aquel anuncio: “Las personas que están lo suficientemente locas para creer que pueden cambiar el mundo son las únicas que pueden hacerlo”.

Actúa con audacia

Keller y Papasan nos instan a estudiar a aquellos modelos, sistemas, hábitos y relaciones de otras personas que estén en sintonía con la gran respuesta que nos surge a la gran pregunta que nos debemos hacer. Es decir, hay que imaginarse la vida con esa gran respuesta. Proyección.

No temas al fracaso

Esta es una de las partes más difíciles de llevar a cabo. Yo lo sé y ellos lo saben. Pero es cierto que el fracaso forma parte del camino hacia unos resultados extraordinarios tanto como el éxito. Cuando fallamos, nos detenemos y nos preguntamos qué necesitamos para triunfar, aprendemos de nuestros errores y crecemos.

Además de los consejos que nos dan, son muy útiles los ejemplos de grandes personajes relevantes de la historia, como ese capítulo en el que mencionan al cómico Bill Cosby, quién explicó en un artículo publicado en 1977 en la revista Ebony que, en los inicios de su carrera leyó un consejo que siguió al pie de la letra: “No sé cuál es la clave del éxito, pero la clave del fracaso es tratar de contentar a todos”. La cita se enmarca en el capítulo que habla de la importancia de decir más veces “No” para identificar qué es LO ÚNICO a lo que debemos decir “Si”.

Hay, uno, en especial, que me hizo reflexionar y gracias al cual me decidí por escribir este post. Hay un libro de Bronnie Ware, “Los cinco mandamientos para tener una vida plena: ¿de qué no deberías arrepentirte nunca?”, publicado en 2012, en el que el autor cuenta que, tras preguntar a los moribundos que él mismo cuidaba si lamentaban algo o si habrían hecho alguna cosa de otro modo, Bronnie descubrió que afloraban una y otra vez los mismos temas.

En orden descendente, los cinco más habituales eran: “Me habría gustado permitirme ser más feliz” – se dieron cuenta demasiado tarde de que la felicidad es una elección”-, “Me habría gustado mantener el contacto con mis amigos” – no les dieron demasiado a menudo el tiempo y el esfuerzo que merecían -,  “Me habría gustado tener el valor de expresar mis sentimientos” – demasiadas veces las bocas cerradas y los sentimientos reprimidos fueron una carga demasiado pesada-, “Me habría gustado no haber trabajado tanto” – demasiado tiempo dedicado a ganarse la vida les producía demasiados remordimientos – .

Sin embargo, había uno en especial que destacaba por encima de los demás: “Me habría gustado tener el valor de vivir una vida siendo fiel a mí mismo, no la vida que otros esperaban que viviese”. Sueños a medios cumplir y esperanzas incumplidas: ese era el arrepentimiento número uno que expresaban quienes estaban cerca de la muerte. Como cuenta Ware: “La mayoría de la gente ni siquiera había satisfecho la mitad de sus sueños y tenían que morir sabiendo que eso se debía a decisiones que habían tomado o que no habían tomado”.

Frase Arrepentimiento

 

Realmente, esclarecedor. De cinco estrellas, os lo recomiendo como lectura obligada del 2017. Y si mis palabras no bastan, hay una plataforma web, The1Thing.com, con menciones a autores que han inspirado el libro, enlaces a artículos disponibles en la red y una lista de informes en los que han basado sus reflexiones. También hay informaciones más triviales y vídeos, como este que os dejo aquí. Realmente, no os hablo de ninguna tontería: Os hablo de LO ÚNICO como forma de vida.

¿Qué os ha parecido? ¿He conseguido convenceros? ¿Sois de los que metéis horas extra?

Si os ha gustado el post y queréis más recomendaciones de libros que decoran mis estanterías, os recomiendo este otro.

Related posts

Leave a Comment