2 ideas gastro en pequeñas dosis

 

 

 

 

¡Ya estamos de fin de semana! Se acerca el verano (aunque no lo parezca) y lo que más apetece es hacer planes con los tuyos. Además, si eres o vives en Madrid capital reza para que salga el sol, porque te esperan tres días de mini-vacaciones. Los amantes del buen comer estáis de enhorabuena, os dejamos dos restaurantes de la capital que debéis apuntar en la lista de “dónde comer sin pasar por casa”. No os defraudarán, prometido.

80 grados

Situado en Malasaña, se caracteriza por su filosofía “Gastro XS”. Aquí no se sigue el protocolo del primer plato, un segundo y el postre. Aquí se va a lo salvaje: Se piden muchos platos en tamaño pequeño. La calidad no se pierde en absoluto y además, hay una gran variedad para elegir. ¿Eres celiaco o estás embarazada? No te preocupes, tienen una carta exclusivamente para ti. En ALIgera creemos que los pequeños detalles son los que cuentan y en 80 grados se superan. El trato es estupendo y en pocos sitios verás un servicio tan rápido. Es más, en cuanto te acomodas en la silla te lo explican: platos pequeños a mucha velocidad.

Collage 80 grados

Hay varias opciones que tienes que probar si o si (en serio, pruébalos): La Ensalada de quinoa, tomate y queso de cabra con pesto de pistachos, el tartar de salmón con crema de aguacate y cebolla encurtida, y por supuesto, el huevo trufado con patatas y jamón (siempre que vamos, es un imprescindible: sin el huevo trufado no se come). Como aún te quedará espacio para el postre, opta por el Blanco limón (textura de yogurt, limón y chocolate blanco). De llorar.

Collage comida
Huevo poché y Blanco limón

Maricastaña

Los excesos no son nada buenos. Cómo ya sabéis, en ALIgera procuramos elegir opciones que aligeren la vida y en este caso, el estomago. Maricastaña es la primera opción que siempre se nos viene a la cabeza cuando hablamos de cocina ligera. La decoración es muy rústica, crea un ambiente acogedor en el que es fácil sentirse cómodo y alargar la sobremesa hasta tarde. En su carta encontrarás de todo, desde rabo de toro hasta rollitos vietnamitas, pasando por hamburguesas trufadas de buey y sandwiches de pavo. El restaurante tiene dos pisos pero asegúrate de llamar con mucho tiempo para hacer reserva: está de moda y por tanto, todo el mundo quiere estar ahí.

Collage

Tanto si vas con otra persona o en un grupo grande, no dejes de pedir las croquetas de calabaza y jamón (vas a alucinar), la burrata con tomate Raf y aceites de cítricos y el tataki de atún con verduras salteadas, salsa yakiniku y sésamo tostado (un manjar si te gusta lo crudo). Cuentan con menú del día y con opción a Brunch.

Pocas veces os ofreceremos dos direcciones tan acertadas, os lo advertimos. ¡A disfrutar!

Related posts