Basado en hechos reales: 4 películas que hay que ver

Quién diga que el cine está sobrevalorado, miente. Obviamente, si vamos siempre a lo comercial es posible que nuestra mente relacione cine con efectos especiales o utopías de realidades diferentes que jamás de los jamases llegaremos a vivir (alguien me dijo una vez que no estamos muy lejos de los Juegos del Hambre, pero ese es otro tema). Sin embargo, existen pequeños diamantes en bruto que incluso las grandes salas han comenzado a explotar por la gran expectación que causan al público del siglo XXI.